Descentrar la Cultura: Repensar la Nación

El concepto de cultura ha ido cambiando a lo largo de los años. Hoy, especialistas, organizaciones e instituciones públicas suelen manifestar que comparten una nueva aproximación a la cultura y a las políticas culturales más democrática y plural. Sin embargo, no se perciben con claridad las manifestaciones concretas de una transformación que en su aspecto más esencial debería de implicar cambios en la relación entre cultura y poder. En este contexto, no obstante, existen experiencias y movimientos culturales que impulsan nuevas lógicas de acción cultural, nuevos imaginarios y luchas que buscan no solo forjar una relación distinta con el Estado, sino cuestionar los mitos y supuestos establecidos que configuran la idea de la sociedad peruana. Desde las experiencias locales y las realidades regionales vemos emerger otras preocupaciones y sentidos sobre el lugar de la cultura y las culturas en el país.

¿Qué implican entonces las nuevas nociones sobre la relación entre cultura y desarrollo para nuestro país? ¿Qué significan las diferentes y a veces divergentes aproximaciones a la interculturalidad? ¿Cómo pensar en políticas culturales que vayan más allá de una concepción de democratización cultural enfocada exclusivamente en el acceso y no tanto en el protagonismo de la sociedad civil para la construcción de políticas públicas en cultura? ¿Si la cultura pierde su centro, qué implica esto para las ideas establecidas sobre “nación”, “arte” o “sociedad”?
.

— Ver Introducción a los Ejes para el Debate
— Ver todos los Ejes para el Debate

.

Ayúdanos a difundir: