Cultura, ciudadanía y discriminación

Las grandes riquezas culturales de nuestro país palidecen frente a la situación de una sociedad que se resiste a considerar a todas las personas como iguales. La sociedad peruana está partida y las grietas que percibimos constantemente y de formas tan dolorosas no son de un solo tipo y persisten a través de la historia. ¿Cuál es el rol de las políticas culturales en la construcción de una sociedad verdaderamente democrática y no solo “tolerante” con el otro que es diferente? ¿Qué función podrían tener las políticas culturales que reconocen nuestra escisiones y asumen el reto de conectar a las personas y sus comunidades? ¿Qué tiene que ver la política cultural con el dolor, la carencia y el rechazo? ¿Podemos identificar y modificar políticas culturales que movilizan desigualdad social en sí mismas?

Para un Encuentro como este que se concibe como un espacio para debatir y construir la relación entre cultura y desarrollo, es crucial asumir la necesidad de abrir debates no solo sobre lo que nos une y aquello que nos enriquece. Debemos adentrarnos en conversaciones sobre lo que nos divide y lastima, sobre aquello que aún no nos permite crecer como sociedad democrática, donde todos y todas gocemos de los mismos derechos ¿Qué estamos haciendo, no sólo para denunciar sino también para combatir el racismo desde nuestras prácticas culturales? Más allá de declaraciones oficiales ¿Qué hemos hecho en la última década para construir un país que asuma y supere conflictos étnicos y raciales? Si la Consulta Previa es vista por muchos, y en el mejor de los casos, como un mero formalismo ¿Cómo avanzar hacia una situación donde esta no sea excepcional sino una lógica central y vinculante de cualquier propuesta de desarrollo nacional? Y si hablamos de discriminación, hoy urge pensar más allá de lo que nos divide racial y étnicamente. ¿Cuándo y cómo empezaremos a desarrollar políticas culturales que atiendan los derechos de las ciudadanías sexuales? ¿Qué rol debería de jugar el Ministerio de Cultura en una causa como la lucha por los derechos civiles de las lesbianas, gais, bisexuales y transexuales en el Perú? ¿Qué dirección tomar para llegar a una democracia verdadera en un país que se asume como de todas las sangres? Si la sangre es también amor: ¿Cómo velamos por los afectos de todas y todos?

.
— Ver Introducción a los Ejes para el Debate
— Ver todos los Ejes para el Debate
.

Ayúdanos a difundir: